Idea de maniobra. El molino


El miércoles anterior, en la clase de la primera parte, habíamos observado varias partidas en las cuales la diagonal denominada de "la muerte" tenía un protagonismo excluyente. Las primeras posiciones que teníamos que resolver, para castigar una debilidad en esa diagonal, nos costó mucho esfuerzo resolverlas; no así las últimas, concluyendo por lo tanto que el conocimiento de un determinado tema táctico puede iluminarnos en una posición a la hora de hallar respuestas a posiciones agudas.
El último miércoles,  continuando nuestro acercamiento al estudio de la táctica, se expuso una partida en la que el genial Carlos Torre venció nada más y nada menos que al muchos años campeón mundial Emanuel Lasker. En dicha partida aparece por primera vez, y  en todo su esplendor, la idea de maniobra táctica. ¿De que estamos hablando? Ya no de una golpe táctico determinado (clavada, doble, descubierto, rayos x) sino de una secuencia , de un mecanismo, de una idea que cuya aplicación sistemática y con un determinado orden nos proporciona ventajas.
Para aclarar más las cosas, aquí va la partida, en la que la maniobra protagonista hizo recordar -a muchos aficionados- al funcionamiento de un molino. Con el tiempo verán que no es tan extraño este procedimiento y más de una vez, notarán que les "están haciendo el molino" a alguien.
Cliqueando ACA, la partida analizada.